La elección de los cristales para un cerramiento debe preservar la integridad física de los usuarios y garantizar su seguridad. Características y prestaciones de los vidrios especiales. Dónde colocarlos. Claves para diseñar con vidrio en sus diversas aplicaciones: carpinterías, techos, tabiques y envolventes.

  • Cuando hablamos de vidrios seguros para las personas nos referimos a aquellos que son muy difíciles de romper o que, cuando lo hacen, se rompen en forma segura para las personas, es decir, evitan accidentes con vidrio. Dentro de los vidrios seguros encontramos al vidrio templado y al vidrio laminado. En inglés, estos vidrios se engloban dentro del concepto de Safety Glass.

 

Leé también: Aplicaciones del vidrio en arquitectura

 

Vidrios de seguridad

 

Cuando se pretende proteger los bienes, como por ejemplo una vidriera anti intrusión o la caja de un banco con vidrio anti bala, se trabaja con vidrios multilaminados. Están compuestos por distintas capas de vidrio y polivinil de butiral (PVB), a fin de evitar el paso de un objeto corto punzante. Estos vidrios son conocidos como Security Glass.

 

Vidrio Float

 

El vidrio común Float, conocido también como vidrio crudo, es aquél que no ha sido sometido a ningún proceso térmico posterior a su fabricación en un horno float. Como principal característica decimos que se rompe en forma no segura para las personas, con pedazos grandes, aristas filosas y bordes puntiagudos que cortan, lastiman y laceran. Su resistencia mecánica y al choque térmico es limitada y no debe usarse en zonas factibles de impacto humano.

 

Vidrio templado

 

Se fabrica a partir de una hoja de vidrio común ya cortada a medida, con sus bordes pulidos y con todas las perforaciones o entrantes necesarias para su colocación, que luego recibe un tratamiento térmico que mejora sus resistencia mecánica y térmica entre 4 y 5 veces, siendo mucho más resistente a los golpes y al choque térmico que el vidrio común.

 

 

Este tipo de vidrio tiene la particularidad de que, al romperse, pierde integridad y se destroza en pequeños fragmentos. Es el tipo de vidrio indicado para aquellas situaciones donde el mismo está tomado por herrajes, ya que las tensiones derivadas de las presiones de viento o el movimiento de uso del vidrio pueden romperlo. También es el caso de los frentes de vidriados tomados por spyders (arañas metálicas) donde las tensiones se concentran en los puntos de fijación, demandando una mayor resistencia mecánica a fin de no romperse, situación en la cual un vidrio común no templado se rompería.

 

Todos los vidrios templados son considerados aptos para usar en zonas susceptibles de impacto humano, pero no se deben emplear en techos vidriados simples o en vidriados al vacío, como por ejemplo en balcones.

 

También la industria automotriz utiliza vidrio templado para los cristales laterales y la luneta de los automóviles.

 

Vidrios laminados

 

Tambien conocido por su nombre comercial Blindex, es hoy considerado el vidrio seguro por excelencia, ya que al romperse los trozos quedan adheridos a una interlámina de PVB de gran resistencia mecánica, muy difícil de atravesar. Al romperse, mantiene la integridad del paño y las visuales, lo que hace que su aplicación sea prácticamente infinita, principalmente en aquellas zonas donde el vidrio da al vacío o en techos vidriados.

 

 

El vidrio laminado se fabrica en autoclave con presión y temperatura controlados, haciendo que las dos hojas de vidrio se adhieran a la interlámina conformando un sándwich prácticamente monolítico. La interlámina de PVB, además, logra una mayor aislación acústica y filtra hasta el 99% de los rayos ultravioletas, reduciendo la posibilidad de decoloración de los revestimientos, muebles y cortinados. Este tipo de vidrio se utiliza para el parabrisas de los autos.

 

Vidrios para aislación acústica

 

Cuando se requiere disminuir una fuente sonora podemos solicitar el vidrio laminado con PVB de 2, 3 o 4 capas, es decir, que en lugar de tener 0,38 mm de espesor en el simple PVB, podemos pasar a tener 0,76, 1,14 o 1,52 mm, otorgando una mejora notoria en el control de sonidos de alta frecuencia.

 

Leé también: "Llegó el vidrio inteligente"

 

Existen situaciones en las que se requiere un vidrio que no pierda integridad (laminado) pero que posea una gran resistencia mecánica (templado) a causa del sistema de fijación o herrajes que soportan el vidrio. Tal es el caso de los balcones con vidrios tomados por botones o los vidrios empotrados. En este caso, se utiliza un vidrio templado laminado compuesto por dos o más vidrios que primero son cortados y templados para luego ser laminados con un PVB de gran espesor.

 

*César Aquilano, es arquitecto y responsablede marketing de VASA.